Peligros y Riesgos Laborales en el Trabajo

Peligros y Riesgos Laborales en el Trabajo

En todo puesto de trabajo existen peligros y riesgos laborales por el desarrollo de la propia actividad. Es fundamental que conozcamos los más comunes para que podamos estar equipados y preparados para realizar nuestras labores de forma segura y eficiente.

Es ahora cuando destacamos lo que conocemos como Prevención de Riesgos Laborales (PRL). La prevención de riesgos laborales consiste en adoptar ciertas medidas dentro de una empresa o negocio para evitar o reducir los posibles daños derivados del trabajo. Estos daños pueden deberse a accidentes, lesiones, enfermedades o cualquier patología que derive de la actividad laboral.

Para poder tomar las medidas adecuadas en cuanto a la PRL es fundamental realizar una correcta evaluación de los riesgos en el trabajo. Entonces, será clave conocer qué se conoce como un riesgo laboral y cuáles son los tipos más comunes.

¿Qué son los riesgos laborales?

Los riesgos laborales son aquellos peligros a los que el individuo se enfrenta al desarrollar su actividad laboral. Esto implica que, todo daño ocasionado durante o a causa del trabajo, debe conocerse como un riesgo laboral.

Estos riesgos a los que nos enfrentamos en el trabajo pueden ser muy distintos según el puesto que estemos desempeñando, por lo que será imprescindible realizar una correcta evaluación de los riesgos que nos permita escoger los mejores EPIs.

Tipos de Riesgos Laborales

Según nuestro puesto de trabajo nos enfrentaremos a unos riesgos laborales u otros, por lo que es importante conocer algunos de los más comunes. Desde Solouniformes queremos agruparlos en estos 6 tipos principales:

Riesgos Físicos en el Trabajo

Los riesgos físicos se consideran los más comunes porque pueden darse en prácticamente todo tipo de puestos. Algunos de los más habituales son:

Ruido

Una sensación auditiva desagradable extrema o prolongada en el tiempo puede acarrear problemas graves de audición e incluso la pérdida de este sentido.

Vibraciones

Las vibraciones de la maquinaria pueden afectar a nuestras articulaciones, músculos y huesos provocando problemas de espalda o dolores de cabeza, por ejemplo.

Iluminación

Las sombras, los reflejos y los deslumbramientos pueden producir accidentes y, en casos graves, ceguera.

Temperatura

Las temperaturas extremas (altas y bajas) pueden producir efectos adversos en las personas. También es importante que la humedad se mantenga en un porcentaje medio.

Riesgos Químicos en el Trabajo

Riegos laborales químicos

Algunos productos químicos que utilicemos en nuestro puesto de trabajo pueden provocar alergias, enfermedades o incluso asfixia. La inhalación o ingestión de estos elementos es un peligro para nuestra salud.

Para evitar estos riesgos es fundamental equipar a nuestros trabajadores con los productos desechables necesarios (como mascarillas y guantes) y formarlos para que estén preparados para actuar ante cualquier situación.

Riesgos Biológicos en el Trabajo

La exposición a microorganismos como virus, bacterias, hongos y parásitos supone un riesgo biológico que puede dar lugar a distintas enfermedades.

Se trata de uno de los riesgos laborales más habituales en el sector sanitario, donde la transmisión se puede producir por vía sanguínea, digestiva, respiratoria, por contacto, etc. En estos puestos de trabajo es esencial contar con equipos de protección individual que nos protejan directamente.

Riesgos Laborales Mecánicos

Los riesgos mecánicos son aquellos que se relacionan con el uso directo de herramientas y maquinaria de cualquier tipo. Por eso es fundamental que estos equipos cuenten con la etiqueta de la CE y estén debidamente revisados.

Algunos de los accidentes o lesiones corporales más comunes son:

  • Golpes con objetos proyectados o desprendidos.
  • Quemaduras.
  • Cortes y desgarros.
  • Aplastamientos y contusiones.
  • Caídas durante trabajos en altura.

Riesgos Ergonómicos en el Trabajo

Los riesgos ergonómicos son aquellos que se relacionan con posturas forzadas, movimientos repetitivos, manipulación de cargas, aplicación de fuerza y todo tipo de movimientos corporales que puedan provocar alguna lesión o daño físico.

Estos riesgos son muy habituales en empresas de reparto y paquetería, mudanzas, limpieza, etc. En definitiva, en cualquier actividad laboral que pueda provocar trastornos musculoesqueléticos de algún tipo.

Riesgos Psicosociales en el Trabajo

Por último, no podíamos olvidar destacar uno de los riesgos laborales más importantes que, aunque no son físicos, pueden afectar en gran medida a la salud general del trabajador. Hablamos de los riesgos laborales psicosociales.

En este apartado podemos destacar:

  • Estrés.
  • Fatiga laboral.
  • Monotonía.
  • Depresión.

Para este tipo de riesgos es fundamental desconectar cada cierto tiempo, unos 10 – 15 minutos, para dejar que nuestra mente se recupere y se despeje.

¿Qué es una evaluación de riesgos laborales?

Tras analizar qué son los riesgos laborales y cuáles son los más comunes, podemos pasar al análisis y evaluación de los peligros y riesgos en el trabajo.

La evaluación de los riesgos laborales es un estudio de los posibles peligros a los que un trabajador se enfrenta al desempeñar su actividad laboral. Este análisis es fundamental para que podamos prepararnos como empresa y como trabajador para enfrentarnos a cualquiera de estos posibles riesgos.

Esta evaluación nos va a permitir tomar las medidas adecuadas para proteger al individuo en cada puesto de trabajo: EPIs, formación, preparación y, por supuesto, vestuario y calzado de seguridad

Puedes consultar la documentación del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en este enlace o echar un vistazo al vídeo de abajo:

¡La prevención de riesgos laborales es fundamental en toda empresa para asegurar la salud física y mental de sus trabajadores!