¿POR QUÉ A LOS HOSTELEROS NO SE LES DA BIEN EL CAFÉ?

list En: Blog En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 54

... o esa es la opinión que tienen los clientes. Después de leer en muchos foros, artículos de periódicos, páginas web y blogs hemos identificado un sentir general en la población: ‘’es difícil tomarse un buen café en España’’. A diferencia de bares en países con cultura, gastronomía, costumbres y consumo de café similares al nuestro, como puedan ser Portugal e Italia, la mayor parte de nuestros bares no saben poner un buen café.

Los hosteleros en España no preparan un buen café...

... o esa es la opinión que tienen los clientes. Después de leer en muchos foros, artículos de periódicos, páginas web y blogs hemos identificado un sentir general en la población: ‘’es difícil tomarse un buen café en España’’. A diferencia de bares en países con cultura, gastronomía, costumbres y consumo de café similares al nuestro, como puedan ser Portugal e Italia, la mayor parte de nuestros bares no saben poner un buen café.

¿Cuáles son los motivos por los que esto sucede? Bueno, tenemos varias hipótesis basadas en opiniones de clientes, hosteleros y expertos en café que hemos encontrado investigando en la red.

Hipótesis 1: Los clientes no se quejan

¿Por qué los clientes no se quejan? Cuando en un bar nos ponen un mal café no solemos quejarnos, cosa que sí hacemos si el solomillo que hemos pedido está quemado, por ejemplo. Así las cosas, si la comida no está buena protestamos, pero si el café es ’’agua de fregona sucia’’ (esta expresión recogida de un usuario que en un foro que definía así muchos cafés que se ha tomado en bares) nos conformamos.

Entonces, establecemos éste como el primer motivo: que los dueños de los bares crean que sus clientes están satisfechos con el café que les sirven y, ante la falta de quejas o notificaciones que indiquen lo contrario, no consideran que deban mejorarlo.

Hipótesis 2: Desconocimiento sobre cómo preparar un buen café

Bueno, para empezar cabe resaltar que nosotros somos expertos en uniformes y ropa de hostelería, pero en otros aspectos relacionados con los hosteleros como es el preparar un buen café, no tanto. Dicho esto, te contamos aspectos que influyen extraídos de opiniones de expertos (los que sí que saben de verdad).

Antes de continuar, puede que estés haciéndote una pregunta: ‘’¿Quiénes son los expertos en café?’

Los baristas son los barmans del café. Son profesionales especializados en el café de alta calidad y en las bebidas preparadas con base de café. Del mismo modo, conocen y distinguen entre las diferentes variedades, su procedencia y sus diferentes procesos y formas de elaboración, entre otros. Obviamente, esta persona no encaja en cualquier lugar dentro del mundo de la hostelería. No tendría sentido que un pequeño bar contratara a un barista.

Entonces, te detallamos algunos aspectos que deben ser tenidos en cuenta a la hora de elaborar un buen café (basadas en consejos y opiniones de estos expertos):

- La proporción entre café y agua. Puede depender en función del tipo de café, de sus características y procedencia.
- Temperatura a la que se sirve. Muchas veces se sirve demasiado caliente, o sea, quemado.
- El agua que se utiliza. En muchos bares se usa agua del grifo para preparar el café, y según los expertos, esto no debería ser así.
- La leche que se utiliza. Hay que medir la calidad de la leche que acompaña al café.
- Debe ser molido al momento para evitar que pierda aroma y matices.
- Debe estar bien prensado para conseguir una textura consistente.
E- l café, obviamente. Es la siguiente hipótesis.

Hipótesis 3: Uso de un mal café de poca calidad

Podríamos decir que el café es como el vino en cierto modo, hay diferentes variedades y diferentes calidades. Dependiendo de la variedad del grano, la mezcla, el productor y el proceso de fabricación la calidad variará.

Otro aspecto importante es el tueste; según se va tostando el café varían sus propiedades, sabor y aroma. A este proceso se le llama torrefacción, y si el proceso y el tiempo de tostado no es el adecuado, el café se quema. Según los expertos, un café bien tostado no necesita azúcar. Un buen café debe tener un sabor amargo pero suave.

Un hostelero que escatima demasiado y busca la materia prima más barata servirá un café cuya calidad se verá afectada.

Otros aspectos como la maquinaria usada o la taza en la que se sirve también influirán.

Visto lo visto, esto debería ser tomado como una señal de advertencia por parte de los hosteleros para revisar y plantearse cuán bueno es su café (¡ojo!, que también los hay que preparan cafés muy buenos; el sentir es que es difícil tomar un buen café, pero no imposible). De esta forma, si eres un hostelero y estás leyendo este artículo esperemos que te haya sido útil. Puedes preguntar a tus clientes qué opinan de tu café, ¡y esperamos que entres dentro de esos lugares donde se puede disfrutar de uno bueno! Para terminar, te invitamos a que eches un vistazo a nuestra seción de ropa de hostelería. Sirviendo un buen café y vistiendo bien, ¡no habrá cliente que se resista a pasar a tomarse algo por tu local! 

... y si te preparas un café como este...

¡Te invitamos a seguirnos en Facebook y Google+ para ver nuestras novedades y próximas publicaciones! Al final de la página tienes los iconos desde los que puedes acceder a nuestro perfil.

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre